Ámsterdam es una ciudad que cobra vida de noche. Cuando salgan las estrellas, asegúrate de salir y explorar la mágica vida nocturna que ofrece Ámsterdam. 

Para ayudarte, hemos recopilado un listado con las mejores cosas que puedes hacer por la noche en esta ciudad.

 

  1. Observa la ciudad iluminada

Ámsterdam es preciosa de día pero, cuando el sol se pone, es cuando verdaderamente empieza la magia. Recorre la zona junto a los canales, con calles adoquinadas iluminadas por románticas farolas, y sumérgete en su halo de ensueño. Si tienes suerte, puede que coincidas con la celebración del famoso Festival de las luces de Ámsterdam. En los días más oscuros, un conjunto de innovadoras instalaciones luminosas alumbran las calles y los canales. Echa un vistazo al sitio web del festival para conocer las rutas por las que disfrutar de este evento.

  1. Imprégnate de su cultura

La famosa sala de conciertos Concertgebouw es mundialmente conocida por su acústica excepcional, que la convierte en uno de los grandes orgullos de la ciudad. Esta sala, diseñada por A. L. van Gendt, abrió sus puertas por vez primera en 1881 y, desde entonces, se ha ido renovando cuidadosamente con el paso de los años. Aunque no seas un gran aficionado a la música, merece la pena asistir a una representación de primera categoría en este entorno impresionante. Ten en cuenta que el Concertgebouw es una de las salas de conciertos más visitadas del mundo, por lo que te aconsejamos reservar las entradas con antelación.

Image courtesy of bachtrack.com

 

  1. ¡Baila, baila, baila!

No es ningún secreto que Ámsterdam es el hogar del EDM. Si la música dance es lo tuyo, este es el mejor lugar para pasarse la noche bailando. Encontrarás a algunos de los mejores DJ del mundo (muchos de ellos son holandeses), pinchando un temazo tras otro hasta que salga el sol. Con tantos clubs donde disfrutar (desde el Club Hartje hasta el Melkweg), tendrás montones de opciones para vivir la noche.

Disfruta de un acceso con descuento a los mejores bares y discotecas de Ámsterdam con el exclusivo Amsterdam Nightlife Tick. Consigue el tuyo aquí y utiliza el código «clink» para obtener un 10 % de descuento.

Image courtesy of Anne Lakeman

 

  1. Piérdete por el Barrio Rojo

Cada cual tiene sus propias ideas sobre lo que esperar al visitar el Barrio Rojo (¡y evidentemente no es para todos los gustos!), pero si estás en Ámsterdam, sin duda merece la pena pasarte por allí una noche. Cuando oscurece, las luces de neón se iluminan y las chicas anuncian sus servicios desde los escaparates de las calles. Pero la atmósfera resulta más carnavalera que sórdida, con clubs, bares y tiendas para adultos abarrotados de gente. Para escapar al gentío, siempre puedes escabullirte por un callejón y terminar en uno de los numerosos restaurantes asiáticos de la ciudad.

Image courtesy of travelandleisure.com

 

  1. Disfruta de la música en directo

Aunque Ámsterdam es más conocida por su panorama EDM, hay locales con actuaciones de música en directo donde puedes disfrutar tanto de los grandes grupos como de las nuevas promesas. Paradiso es una antigua iglesia convertida en un local de música. Con sus enormes vidrieras de colores que hacen de telón de fondo y dos balconadas interiores con vistas a la multitud de abajo, en este marco espectacular podrás sumergirte en los sonidos de la buena música en directo. Comprueba también las pequeñas salas de arriba, donde se celebran actuaciones de los grupos más prometedores o independientes. Melkweg (que significa «la Vía Láctea») es otro de los locales de música en directo más populares. En su día fue una fábrica de productos lácteos, pero en 1970 pasó a ser gestionada por un colectivo teatral. En la actualidad alberga dos salas de conciertos donde escuchar rock, reggae y hip-hop (¡en realidad, un poco de todo!), una cafetería, un cine, una galería fotográfica y un teatro.

Image courtesy of paradiso.nl

 

  1. Degusta un trocito del pasado en el emblemático Café de Dokter

Si quieres descubrir un poco de la historia de Ámsterdam sin tener que ir de un museo a otro, dirígete al Café de Dokter. Este minúsculo bar fue fundado en 1798 por un cirujano holandés que trabajaba en el cercano hospital Binnengasthuis. Si buscas copas deliciosas y de buena calidad, este es uno de los mejores lugares en el centro de Ámsterdam. Con su interior antiguo todavía intacto y música de jazz durante todo el día, el pasado de la ciudad rezuma en cada rincón del Café de Dokter.

Image courtesy of 10bestmedia.com

 

  1. Descubre los escondrijos de la ciudad

A primera vista, uno podría pensar que Ámsterdam es una ciudad a la que no le quedan secretos por descubrir. Sin embargo, si sabes dónde mirar, tendrás la suerte de descubrir algunos de esos pequeños lugares menos conocidos y repletos de encanto. Si quieres escapar de las multitudes, dirígete al sofisticado Door 74, una de las primeras coctelerías de Holanda al estilo de los años 20. The Butcher tiene varios locales por la ciudad donde ofrecen hamburguesas espectaculares, pero si rebuscas un poco más, encontrarás su «cocina secreta» en los locales de Albert Cuyp, en la zona más de moda de De Pijp. Reserva por anticipado, diles la contraseña y te dejarán atravesar la puerta plateada para descubrir su lujoso mundo de cuero, terciopelo y cócteles, donde también podrás disfrutar de su menú especial para las cenas.

Image courtesy of myhiddengems.co.uk

 

  1. Disfruta de las vistas de la Torre A´DAM

Estrellita, ¿dónde estás? ¿Cuál es el bar más alto de la ciudad? ¡El de la torre A´DAM, por supuesto! Justo al lado de ClinkNOORD, MA’DAM sky bar, es el lugar ideal para disfrutar de las vistas panorámicas de Ámsterdam al anochecer. Pídete un cóctel y mira cómo la ciudad va encendiendo sus luces poco a poco. El bar no hace reservas y su única regla si quieres ir a tomarte algo allí es… ¡que vayas con mucha sed!

Image courtesy of adamlookout.com

 

  1. Visita los museos de la ciudad por la noche

Si la cultura nocturna es lo tuyo, no te pierdas los numerosos museos y galerías de Ámsterdam que abren hasta muy tarde los fines de semana. El museo Van Gogh y el museo Stedelijk abren los viernes hasta las 22:00 horas. El museo Eye Film (a tan solo unos minutos a pie de ClinkNOOORD) abre los viernes y sábados hasta las 23:00 horas. Si por casualidad visitas la ciudad en noviembre, Ámsterdam fomenta mucho el tema cultural con la Noche de los Museos. El primer sábado de ese mes, cerca de 50 museos abren sus puertas desde las siete de la tarde hasta las dos de la madrugada. Repleta de eventos, conciertos, tours y actuaciones especiales, es una noche que no te puedes perder. ¡Y también encontrarás montones de deliciosa comida y bebida para aguantar el ritmo de la noche!

Image courtesy of thedivaeatsprata.com

 

¿Buscas alojamiento en Ámsterdam? Encuentra más información sobre ClinkNOORD o visita la página de nuestro grupo para conocer nuestras tarifas y las mejores ofertas.